SENTENCIADO A 7 AÑOS DE PRISIÓN POR ROBO AGRAVADO

18 de octubre del 2018

La Fiscalía General del Estado de Durango (FGED), mediante el Juez de Control y Enjuiciamiento, fue notificado de la sentencia otorgada a Balam Ulíses Ruiz Vázquez, en agravio de una persona del sexo masculino de 58 años, vinculado por el delito de robo agravado.

Los hechos ocurrieron el pasado 01 de octubre, cuando Balam, tras violentar puertas y cerraduras, se introdujo a un domicilio ubicado en la calle Managua del fraccionamiento Guadalupe, del cual sustrajo una escopeta Remington, calibre 12; un pavón, color negro, con cachas de madera, color café, con porta fusil; un rifle calibre 6 mm; un pavón negro con cachas de madera, color café y negro; un rifle de la marca The Marlin, calibre 22; 250 cartuchos de escopeta; 250 cartuchos Remington, calibre 6 mm; 1000 cartuchos calibre 22; 200 cartuchos calibre 308; 4 navajas Victorino, tipo suizas, una navaja Lederman y otra marca Browning, un celular de la marca Samsung, dos mochilas marca 5.11; una onza de plata de “First Majestic Silver”, un reloj para caballero, así como la cantidad de 13 mil 500 pesos.

Mencionar que el ahora sentenciado se retiró del lugar, acudiendo la parte afectada a interponer formal denuncia ante esta Fiscalía, iniciándose las indagatorias correspondientes por parte del Ministerio Público, y por elementos de la Policía Investigadora de Delitos (PID), quienes en base a la información proporcionada por la víctima, -el cual manifestó que Balam Ulíses, en ocasiones realizaba trabajos de jardinería y limpieza en su domicilio, así como al testimonio de una persona del sexo femenino, en donde señaló haberlo visto con 3 armas de fuego el día que se suscitó el robo, localizando uno de ellos en el domicilio del ahora sentenciado-, solicitaron una orden de aprehensión en su contra, siendo detenido el día 3 de octubre.

Posteriormente, el 11 de octubre, fue vinculado a proceso por el delito de robo agravado, y mediante procedimiento abreviado solicitado por Balam Ulíses, se le dictó sentencia condenatoria por 7 años, 2 meses y 29 días de pena privativa de la libertad, así como una multa por 44 mil pesos, y de reparación del daño la cantidad de 88 mil pesos, a favor de la víctima.